Para contar con instalaciones dignas

DIF ha invertido más de 3 millones de pesos en el asilo

• Gracias a gente de gran corazón, se han rehabilitado, baños, dormitorios, capilla, cocina, comedor y área recreativa del Centro de Atención Integral al Adulto Mayor.

Con el propósito de que los jóvenes de la tercera edad que se encuentran albergados en el Centro de Atención Integral para el Adulto Mayor (CAIAM), mejor conocido como el asilo DIF, cuenten con instalaciones dignas; está institución asistencial ha logrado invertir cerca de 3 millones de pesos para acondicionar los dormitorios, baños, capilla, cocina, comedor y área recreativa.

El asilo tiene más de 30 años habilitado, al paso del tiempo se han hecho algunos detalles; sin embargo, ya era necesaria una remodelación integral, y gracias a la gente de gran corazón es cómo hemos podido lograr verdaderos cambios.

Actualmente en el lugar habitan 17 adultos mayores y en estos poco más de dos años de trabajo se ha logrado concluir 3 de las 5 etapas que contempla el proyecto de remodelación. En la primer etapa se cambió el techo del área recreativa, se habilitó un dormitorio para 7 camas, se cambió el cableado para electrificación y el techo de las áreas administrativas, además se pintó todo el lugar.

Para la segunda etapa el proyecto de remodelación de la cocina consistió en el cambio total del mobiliario por artículos de acero inoxidable. Con estas adecuaciones, se cumplen los lineamientos de la Norma “H”, dividiendo las áreas en: alimentos secos, refrigeración, preparación y lavado. Además, se colocó paflón para disminuir el calor en las áreas de cocina y comedor, y en este último, se adquirió mobiliario nuevo y se cambiaron las instalaciones eléctricas, entre otras acciones. Asimismo se llevó a cabo la construcción de un comedor cumpliendo con las normas y medidas de seguridad que deben tener los albergues para adultos.

En la tercera etapa se realizaron cambios estructurales en los dormitorios de hombres y mujeres para corregir la iluminación y ventilación; se colocaron ventanas nuevas, luminarias, apagadores, ventiladores y puertas.

Asimismo, los baños fueron reconstruidos y ampliados para facilitar la movilidad de los adultos mayores en silla de ruedas y con andadera. Los sanitarios, llaves, barandales, regaderas y lavamanos son nuevos. Mientras que la capilla también fue reconstruida; se rehabilitaron muros, iluminación y ventilación.

Es con el apoyo de empresa y gente de gran corazón que hicieron sus donativos al Sistema DIF se ha logrado cumplir ya con estas tres etapas. Agradecemos el apoyo de Claudia Goldman, por ser nuestra guía y permitir que el donativo que nos brindó Émile Mimran, ciudadano francés que falleció hace un año, llegará a nuestras manos.

Al arquitecto Ernesto del Castillo, de la Constructora DCM Arquitectos, quien donó su trabajo de planeación, diseño, gestión y supervisión de cada detalle de la obra, dando seguimiento a la remodelación; así como del arquitecto Rubén Cervantes Martínez, quien estuvo al frente de la tercera etapa.

A los hoteles Barceló y Tropicana que se sumaron a este proyecto, a José Luis Molina Aldana, del vivero M. Arquitectura del Paisaje y al ingeniero Raúl Pavón de Pinturas COMEX, quienes donaron las plantas y pintura, respectivamente, para mejorar la imagen del asilo y a las damas del Voluntariado del Sistema DIF.