• La comitiva del organismo, encabezada por su presidenta Candelaria Tovar de Dávalos, llevó despensas, artículos de limpieza y colchonetas a las personas que más lo requieren

La madrugada del pasado miércoles, una comitiva del Sistema DIF Puerto Vallarta, encabezada por su presidenta, la Mtra. Candelaria Tovar de Dávalos, salió rumbo al municipio de Ruiz, Nayarit, con el propósito de hacer llegar a las familias afectadas por el huracán Willa, las poco más de 10 toneladas de apoyo que se recolectaron, gracias a la gente de gran corazón de este municipio y a la fundación Alas de Águila que se sumó a esta noble causa.

“Llegamos a Ruiz y fuimos recibidos por el alcalde del lugar, Jesús Guerra y su esposa Chantal Macedo, presidenta del DIF, quienes amablemente fueron nuestro contacto para contar con un lugar donde descansar, después de entregar apoyos en las comunidades afectadas”, relató Candelaria Tovar.

De Ruiz se dirigieron a Tuxpan, donde con el apoyo de vecinos, así como colaboradores del DIF de Ruiz, encabezados por la directora de dicho organismo Consuelo Sánchez, junto con la comitiva vallartense, realizaron la separación víveres y demás donaciones para elaborar despensas que fueron entregadas en manos de las personas que más lo necesitan, en las colonias Francisco Villa, Emiliano Zapata, Zahurda, Canta Ranas y La Piña.

“Se ve Tuxpan muy golpeada, hay mucho lodo; ahorita lo que más se necesita es limpieza, es cuestión de sanidad. Ellos lavan sus casas, pero el lodo queda en las calles, es una situación muy triste, muy lamentable. Huele muy feo a gas, a lodo, a animales muertos; hay lugares donde todavía está el agua estancada, pero las familias de las comunidades que visitamos mantienen el ánimo y sintieron el amor de todos los vallartenses”, expresó la presidenta del Sistema DIF Vallarta.

Al caer la noche y terminar de repartir las despensas, la comitiva regresó al municipio de Ruiz para dormir unas horas y salir muy temprano el día siguiente -jueves- a Tecuala. Sin embargo, en el camino se detuvieron para entregar apoyos al grupo de voluntarios que se dirigía a hacer lo propio a Escuinapa, Sinaloa.

Ya en Tecuala, la familia DIF junto con los voluntarios del organismo de Ruiz, y el párroco Ricardo Carrillo, de la parroquia Corazón de Jesús y Virgen de Guadalupe, quien en todo momento los apoyó para poder llegar a las colonias más afectadas, armaron despensas para ir a entregarlas a las comunidades de Arenitas, Palmar de Cuautla y Agua Verde.

La madrugada del viernes, la presidenta del DIF, Candelaria Tovar de Dávalos, y el equipo de colaboradores que la acompañó en este viaje, regresaron a Puerto Vallarta, con la satisfacción de haber podido llevar un poco de ayuda a estas familias.

“Volvimos con una gran experiencia, agradecidos por lo bendecidos que somos de vivir en este hermoso puerto, reiterando la importancia de conservar nuestros valores, de preocuparnos por el prójimo. Mientras esté en nuestras manos y la gente nos necesite, hay que ayudar porque en algún momento podemos ser nosotros quien necesite de otros”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *